top of page

¿De dónde vengo?: Parte 2



Mantener un buen legado familiar es tan importante como crearlo, y esto no se puede hacer sin una fe sólida.  A diferencia de las herencias y costumbres que pueden agotarse y ser olvidadas, la fe genuina se transfiere y resiste la prueba del tiempo.


Muchos intentan transmitir su herencia espiritual simplemente exponiendo a sus hijos a servicios y programas religiosos.  Aunque esto puede ser beneficioso, los jóvenes aprenden en última instancia cómo vivir para Dios observando constantemente a sus padres, abuelos, tutores, mentores y modelos de conducta caminar por la fe y tomar decisiones basadas en las convicciones de su fe. Sin embargo, si la hipocresía es el estilo de vida presenciado, la próxima generación se aferrará a religión "dominical" o resentirá por completo el concepto de creer en Dios. Si desea ideas sobre cómo transmitir una sólida herencia espiritual, lea el libro animado que aparece a continuación. (Se recomienda la pantalla completa).



En el último blog de esta serie, echaremos un vistazo a otra pregunta que importa: "¿Por qué estoy aquí?".  Dado que el suicidio es la segunda causa de muerte entre los adolescentes y los adultos jóvenes, es fundamental que los padres preparen a sus hijos para vivir con propósito y esperanza.

18 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


Be the first to know!

Thanks for subscribing!

bottom of page