top of page

¿Quién es el maestro?




¡¡¡Tú lo eres!!! Como padres, somos los primeros y principales maestros de nuestros hijos. En una época en la que se corrompe la moral, se arrebata la inocencia y se oculta la verdad, es fundamental restablecer el papel y las responsabilidades divinas de los padres. Nuestra presencia activa y la voz de la razón sana tienen el poder de salvaguardar la salud mental y el bienestar general de la próxima generación.


Cuando los niños sepan quiénes son, de dónde vienen y por qué están aquí, estarán mejor equipados para protegerse de los peligros de la presión de sus pares, el adoctrinamiento cultural, y las crisis de identidad.

¿Quién soy yo?


El número de jóvenes que experimentan disforia de género está aumentando a un ritmo exponencial. Como padres, podemos sentarnos y ver esto con indiferencia, ingenuidad e ignorancia – “Eso no le va a pasar a mi hijo. Son solo esos niños locos de los suburbios con demasiado tiempo libre”. O podemos comenzar a hacer preguntas importantes como "¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a desarrollar una identidad propia saludable?"


Debido a que los niños no vienen al mundo como seres maduros con cerebros completamente desarrollados, carecen de la capacidad de percibirse con precisión a sí mismos y al mundo que los rodea si no cuentan con una orientación sabia. Para ayudar a los niños a saber quiénes son, primero deben saber cómo sus milagrosas vidas fueron moldeadas y diseñadas por las manos de Dios. (Salmo 139:13-16). A diferencia del sabor de un helado, la identidad propia (en lo que respecta al género y la etnia) no es algo que se elige, sino más bien una elección hecha por Dios que hay que aceptar y apreciar. Cuando nuestros hijos se ven a sí mismos como un regalo (Salmo 127:3) y son tratados como tal, la confianza naturalmente comenzará a crecer. Aquí hay algunas formas prácticas de cultivar y proteger una identidad propia saludable desde preescolar hasta la adolescencia:



- Lee libros a tus hijos que los animen a aceptar cómo Dios los creó de manera única. (Haz clic aquí para ver las recomendaciones).


- Instala software de bloqueo de pornografía en todos los dispositivos para ayudar a proteger la inocencia de tus hijos.


- Se diligente en monitorear de cerca las cuentas de redes sociales de tus hijos y elimina las influencias que contradicen tus enseñanzas mediante el uso de controles parentales.


- Utilice aplicaciones y programas como AppDetox para limitar su tiempo frente a la pantalla y para que le dediquen más tiempo a actividades que impliquen el autodescubrimiento, como aprender un oficio.


- Lean historias bíblicas, biografías o vean juntos películas biográficas de hombres y mujeres que demostraron los rasgos de carácter que deseas que encarne tu hijo o hija.


- Estudien biología juntos y discutan cómo los seres humanos están hechos a imagen de Dios.


- Enséñeles, una y otra vez, a sus niños sobre límites y seguridad con sus cuerpos.


- Explique a los niños y jóvenes la diferencia entre imágenes y letras de canciones respetables versus contenido degradante, así como qué hacer cuando se encuentren con medios inapropiados.


- Mantenga conversaciones apropiadas para su edad con su hijo sobre el sexo y por qué Dios lo creó.


- Ayude a sus hijos a desintoxicar su lista de reproducción. Lea con ellos la letra de sus canciones favoritas. Luego determine si las palabras refuerzan los valores y principios que está enseñando.


- Posponga las fiestas de pijamas hasta que su hijo o hija tenga una edad en la que pueda defenderse.


- Asegúrele a su hijo que luchar contra la incomodidad social o pensar que alguien de su mismo sexo es atractivo es normal y que eso no lo convierte en queer.


A continuación en esta serie, veremos otra pregunta importante: "¿De dónde vengo?"

Enseñarle a su hijo la herencia étnica y espiritual de su familia le ayudará a ganarse el respeto por sí mismo y la gratitud por todos los sacrificios que los demás hicieron por él.


21 views0 comments

Recent Posts

See All

Be the first to know!

Thanks for subscribing!

bottom of page